lunes, 11 de marzo de 2013

ORACIONES POR LA ELECCIÓN DEL SUMO PONTÍFICE


Tomadas del Misal Romano: Misa pro eligendo Summo Pontifice,  ed. 1962 y Misa pro eligendo Papa vel Episcopo, ed. 2002.


Oración colecta (misal 1962)
Te suplicamos humildemente, oh Señor, que por tu inmensa piedad concedas a la Sacrosanta Iglesia Romana un Pontífice que sea siempre grato a tus ojos por su santo celo hacia nosotros; sea también constantemente amado con reverencia por tu pueblo a causa de su saludable gobierno para gloria de tu nombre. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oración colecta (misal 2002)
Oh Dios, Pastor eterno, que gobiernas a tu grey con protección constante, te rogamos que, por tu misericordia infinita, concedas a la Iglesia un pastor que te agrade por su santidad y sea útil a tu pueblo por su vigilante dedicación pastoral. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Secreta (misal 1962)
Te rogamos, Señor, que por estos dones sagrados que reverentemente te ofrecemos, derrames sobre nosotros la abundancia de tu amor, para que tengamos la alegría de ver al frente de la santa madre Iglesia un Pontífice grato a tu majestad. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oración sobre las ofrendas (Misal 2002)
Te rogamos, Señor, que, por estos dones sagrados, derrames sobre nosotros la abundancia de tu amor, para que tengamos la alegría de ver al frente de tu Iglesia un pastor según tu corazón. Por Jesucristo nuestro Señor.

Postcomunión (misal 1962)
Alimentados con el sacramento de tu Cuerpo y de tu Sangre preciosa, te pedimos Señor que la admirable gracia de tu majestad nos alegre con la concesión de un Sumo Pontífice, que instruya a tu pueblo con sus virtudes y difunda en las almas de tus fieles el buen olor de las cosas espirituales. Tú que vives y reinas con Dios Padre, en la unidad del Espíritu Santo, y eres Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Postcomunión (misal 2002)
Alimentados con el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, sacramento de nuestra salvación, te suplicamos, Señor, nos llene de alegría la elección de un pastor, que con sus virtudes instruya a tu pueblo e ilumine los corazones de los fieles con la verdad del Evangelio. Por Jesucristo nuestro Señor.




1 comentario:

  1. ¿Qué te ha pasado, Búho?¿Sigues vivo, como lo esperamos?

    ResponderEliminar