miércoles, 21 de noviembre de 2012

PRESENTACION DE LA VIRGEN

 
“No hubo, ni habrá jamás, criatura alguna que haya ofrecido a Dios sacrificio tan cabal y perfecto como el de María al presentarse en el templo a la edad de tres años, para ofrecer al Señor, no aromas ni becerrillos, ni talentos de oro, sino para consagrarse a la Majestad divina como perfecto holocausto y víctima perpetua de suave olor. Oyó la voz de Dios, que desde entonces la convidaba a gozar de las delicias de su amor con estas palabras: Levántate, apresúrate amiga mía y ven (Cant 2, 10)” San Alfonso María de Ligorio, Las glorias de María, Madrid 1977, p.369

No hay comentarios:

Publicar un comentario