jueves, 18 de julio de 2013

AFORISMOS LITÚRGICOS

Recojo a continuación unos cuantos aforismos litúrgicos esparcidos en las obras del agudo pensador colombiano Nicolás Gómez Dávila. No los tomo como dardos nostálgicos de un conservador reaccionario; me parecen juicios de un observador atento y culto, de un creyente serio, que no se obnubila ante una realidad por ser simplemente novedosa o vulgarmente entretenida.



La liturgia definitivamente sólo puede hablar en latín. En vulgar es vulgar.
El incienso litúrgico es el oxígeno del alma.
El sacrificio de la misa es hoy el suplicio de la liturgia.
El odio al pasado es síntoma inequívoco de una sociedad que se aplebeya. 
Sobre el campanario de la iglesia moderna, el clero progresista, en vez de cruz, coloca una veleta.
Los católicos no sospechan que el mundo se siente estafado con cada concesión que el catolicismo le hace.
La actual liturgia protocoliza el divorcio secular entre el clero y las artes. 
Innovar en materia litúrgica no es sacrilegio, sino estupidez. El hombre sólo venera rutinas inmemoriales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario